Loading...

El big data en la educación

In aprendizaje informal, big data, conectivismo, mooc
Hace unos días mientras comía una buena fideuà con @jpereiraweb surgió el caso de espionaje de los Estados Unidos y la cantidad de datos que han sido “robados”.  Ambos reflexionamos sobre la facilidad con la que de una forma más o menos consciente compartimos información usando las nuevas tecnologías y cómo el uso de las TIC pueden cambiar en los próximos años.
Foto Infocux Technologies

Una de las tendencias de la que se habla en la actualidad es el concepto Big Data. Este término lo podríamos definir como los procesos, negocios, tecnologías… que se basan en los datos, en cómo descubrirlos y saber extraer lo que pueda interesar de ellos para sus propios intereses.  Además la publicación de esos datos en la gran mayoría de casos se produce por el simple uso de las tecnologías. Por ejemplo el simple uso de las redes sociales, nuestra forma de navegar, la geolocalización de nuestros smartphones, internet de las cosas, tecnología “wearable”

En el ámbito de la educación e-learning siempre se ha buscado la forma de analizar los datos como forma de evaluar los conocimientos adquiridos por los alumnos: cuánto tiempo ha estado conectado al curso, el porcentaje de curso visitado, el porcentaje de preguntas contestadas correctamente…

Hace unos días llegué de rebote a un artículo publicado hace unos meses sobre el uso del big data en los mooc en el que se destacan varias cuestiones interesantes.

Los datos que estamos recogiendo no tienen precedentes en la educación.

Andrew Ng, cofundador de Coursera

El hecho de poder analizar el comportamiento de los alumnos implica mejorar y personalizar la experiencia de aprendizaje.

La primera de ellas es que (por fin) se han dado cuenta del potencial de datos que manejan y han dejado de estar pendientes de la escalabilidad de sus proyectos. Ya no es tan importante crecer en número de alumnos, si no en aumentar el porcentaje de personas que finalizan un curso online, abierto y masivo (que suele rondar el 10%).

Cuando las plataformas de MOOCs sean más robustas y su arquitectura quede resuelta, la investigación se convertirá en una prioridad y será más útil.

Chris Piech (Universidad de Standford)

Otra de las cuestiones que más me ha llamado la atención es el uso de los vídeos en los MOOC’s y el comportamiento de los alumnos ante ellos. Los datos obtenidos en Coursera y en Udacity muestran que gran parte de los alumnos avanzan de forma rápida los vídeos o directamente no los visualizan. Este dato me parece muy interesante ya hoy en día nadie se plantea no usar materiales audiovisuales para sus cursos, pero en cambio los alumnos no les prestan toda la atención que corresponden. También es cierto que habría que ver la duración de estos vídeos.

Hemos empezado a reestructurar nuestros cursos para que tengan mucho menos vídeo, y a regrabar algunos vídeos.Sebastian Thrun, profesor de la Universidad de Stanford, vicepresidente de Google y cofundador de Udacity.

 

En resumen, la educación debe aprovechar todos los elementos disponibles para facilitar el aprendizaje de las personas (por encima del número total de alumnos matriculados). Por último, quizá gracias al big data, algunas de las cuestiones de diseño instruccional o metodología que parecían ser útiles y queridas por los alumnos se vean modificadas o eliminadas por el análisis de datos.
Comparte
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Buffer this pagePin on PinterestShare on TumblrPrint this pageEmail this to someone
No hay comentarios todavía, puedes ser el primero en comentar.  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies